La historia y evolución de la Administración de Riesgos en Latinoamérica está íntimamente ligada al origen y evolución de las entidades y asociaciones profesionales que comenzaron a agrupar a los profesionales de esta especialidad.

La primera de estas asociaciones surgió en México cuando en el año 1973 se crea el Instituto Mexicano de Administradores de Riesgos (IMARAC). Debieron pasar diez años para que, en 1983, se creara en Brasil la Asociación Brasilera de Gerencia de Riesgos (ABGR), la que se ha convertido en la actualidad en la mayor asociación del continente en cantidad de asociados. Al pasar de los años nacen diferentes asociaciones tales como: la Asociacion de Asministradores de la Republica Argentina (ADARA), la Asociación Venezolana de Administradores de Riesgos y Seguros (ASVARS)Y la Asociación Panameña de Administradores de Riesgos y Seguros (APARYS).

En el año de 1993 se funda la Asociación Latinoamericana de Administradores de Riesgos y Seguros, ALARYS.

En el año 1994, AGERS, la Asociación Española de Gerencia de Riesgos ingresa formalmente a ALARYS. Esta asociación, que ya era miembro de la Federación Europea de Asociaciones de Administración de Riesgos (FERMA) , es la primera que logra una doble membresía para lo cual, FERMA, dando cuenta de su voluntad integradora, presta su conformidad y autorización.

En el año 2001, se crea la Asociación Chilena de Administradores de Riesgos y Seguros (ACHARYS) y en el año 2002 la Fundación Venezolana de Gerencia de Riesgos y Seguros (FUNDAVEGERS), sustituye a ASVARS.

En el año 2003, BIMA (Bermuda Insurance Management Association) la asociación del archipiélago que representa a los administradores de seguros, ingresa a ALARYS

En el año 2004, durante la sesión de la comisión directiva de ALARYS celebrada en el mes de mayo en la ciudad de San Pablo, se aprobó la incorporación de la asociación de Administradores de Riesgos de Portugal APOGERIS. Nuevamente se repite aquí el caso de AGERS, ya que APOGERIS siendo miembro de FERMA solicitó su doble membresía en ALARYS y nuevamente FERMA prestó su aprobación.

La incorporación de las asociaciones de España, Portugal y Bermuda, significó para ALARYS un cambio trascendente en su rol que pasó de ser una representación latinoamericana a convertirse en representante de los administradores de riesgos y seguros de Iberoamérica y de las islas del Atlántico, más allá de que su idioma nativo sea el inglés, en el caso de Bermuda.
Sin embargo, esto no hubiera dejado de ser un conjunto de voluntades dispersas sin el hecho trascendente que significó, en el año 1993, la creación de ALARYS.